Parque Natural de Inagua – Gran Canaria

Por  |  0 Comentarios

Como primer objetivo me marco alcanzar la cumbre de la Montaña del Viso. Mi punto de partida está en la Degollada de La Aldea; en el cruce de carreteras de la CG-200 y GC-204 se abre un sendero que nos elevará hasta la cima del Viso, una atalaya desde la cual se abren unas panorámicas impresionantes tanto de la costa Oeste de la isla así como de su masivo macizo central, un infinito bloque de piedra imperado por un roque Bentayga, que al igual que un faro, nos señaliza donde se encuentra el centro de la isla de Gran Canaria, una isla prácticamente redonda cuyo centro roza los 2.000 metros de altitud.

Inagua - Montaña del Viso Gran Canaria

Inagua – Montaña del Viso
Gran Canaria

Degollada de La Aldea - punto de inicio y final a la ruta por Inagua Parque Natural de Inagua - Gran Canaria

Degollada de La Aldea – punto de inicio y final a la ruta por Inagua
Parque Natural de Inagua – Gran Canaria

En el cruce de carreteras de la foto anterior – Degollada de La Aldea -, podemos aparcar el coche junto al chiringuito e iniciar la espectacular ruta por el Parque Natural de Inagua. Iniciamos el ascenso por el bonito sendero que nos llevará hasta la Meseta de El Laurelillo. Este mismo sendero será también el de vuelta, única salida y entrada desde la Degollada de La Aldea a Inagua.

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria

Los azulejos nos acompañarán durante grandes tramos de sendero, sendero que nos adentra al corazón de Inagua. Los «azulejos» son fruto de erupciones hidromagmáticas, es decir, estas tonalidades son consecuencia directa de la mezcla del magma de una erupción volcánica que se topó con agua. Como cromo-topónimos son así llamados popularmente los lugares donde se encuentran los afloramientos rocosos en los acantilados del poniente de la isla, que se manifiestan en los más diversos colores, desde los blancos, amarillos, ocres, rojizos o lilas, hasta azules, grises o verdes.

azulejos - Inagua - Gran Canaria

azulejos – Inagua – Gran Canaria

azulejos - Inagua - Gran Canaria

azulejos – Inagua – Gran Canaria

azulejos de Inagua - Gran Canaria

azulejos de Inagua – Gran Canaria

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria

En breve el sendero nos desembocará en una pista de tierra o camino carretero, las señales son del todo inexistentes. El sendero que nos subió hasta la meseta de El Laurelillo muere en dicho camino carretero; en breve llegaremos a la cima de la montaña del Viso, maravillosas vistas y panorámicas se abren ante nuestros ojos, La Aldea de San Nicolás de Tolentino aparece a vista de pájaro rodeada de una naturaleza impresionante y salvaje, donde el paisaje literalmente te acongoja y te llena de una emoción difícil de expresar con palabras.

Inagua - El Laurelillo - Gran Canaria

Inagua – El Laurelillo – Gran Canaria

La pista de tierra en la cual desemboca el sendero no nos lleva a nuestro objetivo: el risco de Inagua por su parte atlántica; la pista de tierra se adentra y se aleja durante muchos kilómetros en dirección al centro de la isla y al Aula de la Naturaleza, pista que recorrí inicialmente durante unos kilómetros hasta alcanzar un gran depósito cilíndrico de agua.

Fotos desde la cima de la Montaña de El Viso:

 

El Laurelillo - El Viso - Gran Canaria

El Laurelillo – El Viso – Gran Canaria
Inagua en el horizonte

El Laurelillo - El Viso - Gran Canaria - roque - bentayga

El Laurelillo – El Viso – Gran Canaria
Roque Bentayga en el horizonte

El Laurelillo - El Viso - Gran Canaria<br/>La Aldea en el valle

El Laurelillo – El Viso – Gran Canaria
La Aldea en el valle

El Laurelillo - El Viso - Gran Canaria

El Laurelillo – El Viso – Gran Canaria

El Laurelillo - El Viso - Gran Canaria<br/>La Aldea en el valle

El Laurelillo – El Viso – Gran Canaria
La Aldea en el valle

El Laurelillo - El Viso - Gran Canaria - inagua

El Laurelillo – El Viso – Gran Canaria
Inagua en el horizonte

El Laurelillo - El Viso - Gran Canaria<br/>La Aldea en el valle

El Laurelillo – El Viso – Gran Canaria
La Aldea en el valle

La magnitud del titánico macizo gran canario bien merece la definición de “tempestad petrificada”, realmente el silencio y la soledad que habita esta colosal naturaleza corta la respiración, inolvidable estampa grabada en mi retina.

El Laurelillo - El Viso - Gran Canaria - roque Bentayga

El Laurelillo – El Viso – Gran Canaria
Roque Bentayga a mis espaldas – cumbre de Gran Canaria

El Laurelillo - El Viso - Gran Canaria - inagua

El Laurelillo – El Viso – Gran Canaria
Inagua a mis espaldas

El Laurelillo - El Viso - Gran Canaria<br/>La Aldea en el valle

El Laurelillo – El Viso – Gran Canaria
La Aldea en el valle

El Laurelillo - El Viso - Gran Canaria<br/>La Aldea en el valle

El Laurelillo – El Viso – Gran Canaria
La Aldea en el valle

Roque Bentayga - Gran Canaria

Roque Bentayga – Gran Canaria

El Laurelillo - El Viso - Gran Canaria

El Laurelillo – El Viso – Gran Canaria
Inagua en el horizonte

Después de visitar la Montaña del Viso y de regresar de nuevo al sendero que me subió hasta El Laurelillo, cogí y recorrí la pista de tierra durante varios kilómetros en dirección al Aula de La Naturaleza, llegando a un cruce de varios nuevos caminos y a un gran tanque cilíndrico de agua, os muestro fotos de dicho recorrido:

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria

En este punto nacen varios caminos, tras observar sus direcciones y agotar uno de ellos, decido regresar por idéntico camino hasta El Laurelillo dado que este no era el objetivo de mi ruta de hoy. Veremos un gigantesco tanque cilíndrico de agua, referencia que me sirvió de mucho a mi extenuante regreso posterior desde el Aula de la Naturaleza.

La ausencia de información y de hitos es nula, así que a base de perderme descubrí rincones verdaderamente preciosos.

Una vez de nuevo en el sendero que me subió desde la degollada de La Aldea hasta El Laurelillo decido regresar de nuevo al coche, a los pocos metros algo frustrado decido probar suerte e insistir un poco más, abandono el sendero y empiezo a escalar la roca en búsqueda de mi objetivo principal, y… bingo!, encuentro un débil sendero que se dirige hacia la dirección deseada, un sendero que finalmente entre grandes pinos, me conduce a los verticales muros de Inagua por su vertiente Atlántica. Las terrazas que se abren ante mi desde el filo de Inagua son brutales.

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria
carretera GC-204 a Tasartico en el horizonte

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria
carretera GC-204 a Tasartico en el horizonte

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria
carretera GC-204 a Tasartico en el horizonte y la aldea de Tasarte

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria
carretera GC-204 a Tasartico en el horizonte

senderos de Inagua - Gran Canaria

senderos de Inagua – Gran Canaria

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Tasarte – Gran Canaria

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria
Roque El Castillete – torre de telecomunicaciones

Justo aquí, donde finalizan los colosales muros de Inagua, en frente de la torre de comunicaciones, el sendero gira bruscamente a la izquierda, y en continua bajada me desemboca en el Aula de la Naturaleza. Se supone que debería existir otro sendero que me devolviese a El Laurelillo justo por la parte trasera de los muros de Inagua, no lo supe ver y acabé en dicha Aula de la Naturaleza.

El error me llevó a tener que recorrer una larga y extenuante distancia, muchos kilómetros tuve que andar por dicho camino carretero en dirección Norte hacia la lejana Meseta de El Laurelillo; terminé conectando tras casi dos horas de caminata con el tramo de pista que ya anduve horas atrás, conectando de nuevo con ese mismo depósito de agua cilíndrico, un depósito que me hizo respirar ante terreno conocido, solo quedaba un esfuerzo más para regresar a mi punto de origen, La Degollada de La Aldea.

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria – Aula de la Naturaleza

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria

Inagua - Gran Canaria

Inagua – Gran Canaria El Laurelillo

De nuevo en la Meseta de El Laurelillo recupero el sendero que me subió hasta aquí, y desciendo de nuevo hasta la Degollada de La Aldea…

Degollada de La Aldea - Gran Canaria

Degollada de La Aldea – Gran Canaria

Punto final a una ruta llena de belleza, una ruta que superó de largo todas mis expectativas, con unas panorámicas y una belleza sin igual. Inolvidable Parque Natural de Inagua.

En el chiringuito que hay en la misma Degollada de La Aldea me dispongo a descansar y a refrescarme con un estupendo zumo de naranja con papaya, vale la pena el refresco preparado por el dueño del local.

Degollada de La Aldea - Gran Canaria

Degollada de La Aldea – Gran Canaria

En cada búsqueda apasionada, la búsqueda cuenta más que el objeto perseguido…

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*